miércoles, 16 de febrero de 2011

TERMINALES DE LA DIRECCIÓN

Con tantos componentes diferentes, hay también diversos síntomas de los desgastes en la suspensión que se deben aislar para poderlos arreglar. Cuando tenemos daños en los terminales de la dirección, el primer síntoma es que el timón no está en el mismo eje de avance del carro y que éste hala hacia un lado. Las llantas chillan mucho en las curvas y muestran un desgaste desigual apresurado. Habrá ruidos cuando el daño es extremo.

Solución: Cambio de los mismos y alineación obligatoria del tren delantero. Esta es una operación que se puede hacer perfectamente fuera de concesionario y suele coincidir cuando se ha cumplido la garantía pues la suspensión camina por lo menos 40 mil kilómetros sin servicio.
Ciclo de Vida: Después de los 30.000 kilómetros, hay que mirarlos para conocerles su durabilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada