viernes, 18 de marzo de 2011

Sistema Convencional de Freno

El sistema convencional de freno normalmente tienen once (11) partes para su funcionamiento normal, las cuales son:

Pedal de freno, Cilindro de frenos maestro(Bomba de Freno), Servofreno (hidroback), Válvula de compensación, Pinzas de freno, Bandas, Pastillas de freno, Cilindros de freno, Discos de freno, Tambores de freno, Mangueras y líneas de frenos.
Cuando se aplica el pie en el pedal del freno se empuja una varilla conectada al reforzador de frenos (Servofreno es la parte que hace que su vehículo tenga frenos de potencia, que opera con el vacío de su motor) es aquí, en el reforzador de frenos, que la fuerza se multiplica (sin servofreno se necesitaría un gran esfuerzo y fuerza para empujar a los frenos, los vehículos más antiguos no tienen frenos de potencia); esta fuerza se transmite al cilindro maestro (bomba de freno) donde el movimiento mecánico se convierte en una presión hidráulica.
Debido a que el cilindro maestro del freno es la parte donde está contenido el líquido de frenos, mediante la aplicación de la fuerza contra el cilindro maestro del freno, las válvulas dentro del cilindro maestro crean presión hidráulica y esta presión se canaliza a través de las líneas de freno. Esta presión viaja a través de las líneas de freno hasta la válvula compensadora de frenos, donde se distribuir la cantidad correcta de presión para cada rueda (sin este elemento el frenado sería desigual y una o dos ruedas se bloquearían al frenar). Esta presión sale de la válvula compensadora de frenos y llega a las pinzas de frenos situados en las ruedas delanteras y a los cilindros en las ruedas traseras, si el vehículo tiene frenos de tambor traseros, o pinzas de freno si tiene frenos de disco traseros.
Cuando la presión se transmite a las pinzas de freno, se mueve un pistón, o un grupo de pistones construido en las pinzas de freno, esta fuerza de pistones empuja las pastillas de freno contra los discos de frenos causando fricción; esta fricción hace que el vehículo viaje más lento al no permitir que la rueda gire libremente. En el caso de las ruedas traseras de tambores de frenos, la presión hidráulica empuja dos pistones construido en el cilindro de la rueda, en contra de las zapatas de freno, las cuales rozan los tambores de freno, esta fricción también hace que la rueda gire más lento, produciendo la acción de frenado del vehículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada